SOBRE EL SECUESTRO DE LAS NIÑAS
por Lara


Hola a todos, y a F:

Mis disculpas por si te has sentido molestado en algún momento por mis respuestas.

Estoy de acuerdo con Rafael en que tu hipótesis está bien construida, sólo que en ella no me encajan Miguel Ricart ni Antonio Anglés... Tampoco el "menor de edad" y el "colega de fechorías"...

Independientemente de quien fuera dentro del coche blanco de cuatro puertas, no me parece fiable el testimonio de la Sra. Badal, más que nada por que ella dice que se asomó a la ventana sobre las 8 de la tarde. Al poco tiempo se encendieron las farolas y entonces vio a las niñas haciendo autostop. A las 8 de la tarde es noche cerrada, y creo que más le hubiera llamado la atención a esta señora la oscuridad de la calle que el jaleo de gente.

Podría admitir una avería en el alumbrado público, que el testimonio de esta mujer sea verídico y que un coche mediano, blanco y de 4 puertas con 4 personas dentro parase a las niñas. Incluso admitiría la presencia de Ricart, Anglés, el menor de edad y el colega en el vehículo, pero sólo como hipótesis meramente especulativa, pues dentro de ese vehículo pudo ir cualquiera.

Yo te puedo ofrecer mi hipótesis personal -que puede ser válida o no- Me baso en las declaraciones de los testigos en el juicio.

Según dichas declaraciones las niñas no tenían muy claro si querían ir o no a Coolor. Parece ser que salieron sin un plan determinado de ir a ningún sitio concreto.

Después de visitar a su amiga Esther deciden pasar el resto del rato que les queda hasta volver a casa en la discoteca Coolor, y llevaban dinero suficiente para pagar las entradas a la misma.

Desde casa de Esther llaman al padre de Miriam para que las acerque hasta allí, pero la madre de Miriam les dice que su padre se encuentra enfermo y que ya es tarde para ir a la discoteca. Su hija le contesta "muy bien" y cuelga el teléfono. A pesar del contratiempo deciden ir, haciendo autostop.

¿Y por qué deciden ir a la discoteca a las 8,15, cuando dicha fiesta termina antes de las 10 y tienen casi media hora de camino hasta allí?.

Tengamos en cuenta que era una fiesta del instituto de Picassent, al que ninguna de las tres acudía, y que quizás no conocieran a la mayoría de la gente que por allí estaba.

Así que nos encontramos con tres chicas sin un plan definitivo de a dónde querían ir, así que más o menos les da igual ir a un sitio que a otro.

Según me han comentado, Fernando Martínez Lainez dice en su libro "Sin Piedad. El triple crimen de Alcácer" que a Toñi le gustaba un chico; José Antonio Cano Llacer. Este chico estaba en dicha fiesta echando una mano.

Quizás este fuera el motivo de querer ir a Coolor; Toñi quería ver al chico que le gustaba, y a las otras dos les daba igual ir a un sitio que a otro. Así que tomaron la decisión de ir a la discoteca.

Cuando llegan a la entrada de Picassent, pasada la gasolinera y a unos 15 metros en el interior de la población, se cruzan con José Antonio Cano Llacer, que iba en su moto en dirección a Alcásser. En dirección contraria hacia donde ellas iban.

¿Pudieron pensar que dado que el chico no estaba en la discoteca, y viendo la hora que era -sobre las 8,30- era mejor dar la vuelta? Es una posibilidad.

En caso de haber continuado hacia Coloor, después de que las viera Cano Llacer no las ve absolutamente nadie. Parece mentira que pudieran cruzar más de 600 metros, por un par de avenidas céntricas, sin que nadie las viera o se fijara en ellas. Solamente la señora Badal, cuya vivienda está casi a las afueras del pueblo.

Esta falta de testigos (cruzar todo Picassent sin que nadie las viera) y que el testimonio de la señora Badal no me sea fiable por la hora, y no por otra cosa, me hace pensar que quizás o bien volvieran a Alcásser o bien se quedaran por Picassent.

1.- No es probable que se quedaran por Picassent, ya que alguien de esa población las vería paseando por las calles, o en cualquier local donde se reunieran los jóvenes de esa localidad.

2.- Volver a Alcásser: Es probable que decidieran volver a su población y que quizás se encontraran con sus raptores entre ambas poblaciones.

De todas formas nos encontramos con un rapto o secuestro sin testigos (si desestimamos el testimonnio de la señora Badal) La única forma de secuestrar a las niñas sin que llamaran la atención de nadie, dentro de una población o por una carretera bastante transitada, sería que subieran rápidamente y por propia voluntad al vehículo.

Y para ello, nada mejor que alguien conocido de ellas fuera en ese vehículo para que confiaran y subieran.

O eso o hacerlo en una zona oscura por "profesionales" que actuaran rápidamente....

Ni Anglés ni Ricart encajan en estos perfiles (ni eran conocidos de las niñas ni profesionales del secuestro) Por eso los desestimo como secuestradores.

Es más, el único testigo que tenemos de que el coche de Ricart estuviera por la zona es Cano Llacer, que mintió como un bellaco.

 

Volver